Golpe de calor

GOLPE DE CALOR 

En los días calor extremo y fundamentalmente en personas ancianas, niños o enfermos crónicos, el organismo no es capaz de controlar la temperatura corporal y se produce un aumento de la misma o hipertermia. La mayoría son situaciones leves, pero la hipertermia grave o golpe de calor puede ser peligrosa”.

Los síntomas de una HIPERTERMIA LEVE son: cansancio, dolores musculares, dolor de cabeza, náuseas, hipotensión y en algunos casos, pérdida del conocimiento.

Para prestar atención: Signos de deshidración:
Si sentís la Lengua seca u orinas más oscuro hay que comenzar a alertarse. En el caso de tener 39 y 40 de temperatura, es porque el sistema termoregulador no funciona y se está en peligro.

* Algunas recomendaciones generales para tener en cuenta:
– consumir alimentos muy livianos como frutas, verduras, ensaladas y evitar comidas copiosas, como así también el alcohol”.
-Evitar bebidas muy frías o muy calientes, con cafeína o con azúcar en exceso.
-No realizar actividad física intensa, en ambientes calurosos o expuestos al sol en horarios entre la media mañana y la tarde.
-No permanecer dentro de un vehículo estacionado y cerrado.

Cadena de Frío

La importancia de la Cadena de frio

Cuando se reduce la temperatura también lo hace la velocidad de desarrollo de la gran mayoría de los microorganismos, El frío actúa sobre el metabolismo de los microorganismos ralentizándolo (en refrigeración) hasta detenerlo (en congelación), pero no los elimina.

Si un alimento congelado se descongela, aunque sea parcialmente, o uno refrigerado deja de estarlo e incrementa su temperatura, aunque sea durante unos minutos, su entorno se vuelve más favorable y, por lo tanto, la actividad microbiana se reanuda. Si volvemos a reducir la temperatura la actividad volverá a inhibirse pero la población de microorganismos será mucho mayor que antes del aumento de temperatura. Una nueva descongelación las volverá a activar. Cuanto mayor sea el número de microorganismos, mayor es la probabilidad de que el alimento se deteriore o de que éstos constituyan una población suficiente para provocar una toxiinfección alimentaria.
Si se corta la cadena de frío de un alimento perecedero se crea el hábitat para que distintos microorganismos lo infecten. Los consumidores puedes sufrir una diarrea o vómitos y pasar sólo un mal día o pueden terminar en el hospital y en el peor de los casos, pueden terminar muertos. Sí, de acuerdo con la OMS todos los años hay en Estados Unidos 325 mil casos hospitalizados y 5 mil muertes por intoxicación.

Algunos alimentos toleran bien, sin contaminarse, las variaciones de temperatura y otros no las toleran tanto. El helado está dentro del primer grupo pues si pierde frío se descongela y a lo zumo al volver a congelarse se cristaliza un poco. Es difícil que se contamine porque tiene una alta concentración de azúcar.

En cambio, los pescados y carnes pertenecen al segundo grupo. Contienen de por sí bacterias y si la temperatura varía, estas proliferan, muy especialmente cuando la temperatura sube. Y la intoxicación con pescado es una de las peores y de las más populares.